Cómo guardar tu vestido de novia, después de la boda

Cómo guardar tu vestido de novia, después de la boda

Tu vestido de novia representa uno de los momentos más importantes de tu vida y aunque lo usas una sola vez, siempre te recordará aquel día en el que decidiste comprometerte y casarte con la persona que amas, ese momento de emoción y felicidad y que esperabas con tantas ansias, por eso merece guardarlo y mantenerlo impecable.
Nunca uses una bolsa de plástico para guardarlo ya que no lo conserva bien, entra el polvo y se puede poner amarillo y no es bueno para el cuidado de las telas, también puede entrar humedad. En cuanto puedas, mándalo lavar en lugares especializados para que esté completamente limpio.


Lo que necesitarás para guardarlo:

  • Una caja grande
  • Papel de seda
  • Tela

    1. Forra la caja con el papel de seda (una pieza grande para que lo cubra por completo).
    2. Dobla el vestido de manera que no lastime el corsé ni las mangas (en caso de tenerlas), colócalo en el papel de seda y cúbrelo bien.
    3. Para que se conserve mejor, envuélvelo con la tela y guarda en la caja.
    4. Guárdalo en un lugar donde no haya mucha luz.

    Otra opción para guardarlo es al Alto vacío, esto lo hacen muchas lavanderías y este proceso aísla la prenda del medio ambiente por lo que evita que se oxide o cambie de color, que entre humedad, malos olores y polvo. De esta manera el vestido está protegido por muchos años.
No Comments

Post a Comment